Escuela Militar de Cadetes José María Córdova

Escuela Militar de Cadetes

En la Escuela Militar, el tiempo evoca la nostalgia, el valor y el orgullo.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cursos Militares Tomas Cipriano de Mosquera, Luciano D’elhuyar y Preparatorio, celebraron su onomástico, 45, 65 y 71 años de egresados.

La Escuela Militar de Cadetes “General José María Córdova” recibió la visita de estos cursos militares y sus distinguidas familias, con motivo de la celebración de su onomástico de egresados del Alma Máter del Ejército Nacional.

Ampliar Imagen

En la Escuela Militar, el tiempo evoca la nostalgia, el valor y el orgullo.

 


Como en los viejos tiempos, los integrantes del curso Tomas Cipriano de Mosquera recibieron honores por parte de la Guardia de Honor, posteriormente tomaron la fotografía de recuerdo y acompañados por la banda de músicos marcharon hasta el Auditorio Domingo Rico, donde los esperaba el subdirector de la Escuela, coronel Rodrigo Botía Gómez para mostrarles los cambios que ha vivido la Academia en los últimos tiempos.


Entre tanto, los integrantes del curso militar Luciano D’elhuyar y curso Preparatorio, luego de recibir honores militares, se dirigieron al auditorio “Domingo Rico”, donde ya todos congregados, recibieron de manos del mayor general, Jairo Salgado Casas, Inspector General de Ejército, el señor contraalmirante José Joaquín Amézquita García, director de Programas Estratégicos de la Armada Nacional y el subdirector de la Esmic, la Medalla Militar “Fe en la Causa”, como reconocimiento a su trayectoria y aportes realizados en la institución en bien de la Patria Colombia.


Al finalizar este significativo momento, se dirigieron a los asistentes algunos de los egresados, y entre ellos destacamos las siguientes palabras: 


“Somos los integrantes del curso militar Luciano D’elhuyar egresados de la Escuela Militar hace 65 años en diciembre 12 de 1952, y los integrantes del Curso preparatorio que ingresó a la Escuela Militar en 1946.


Que hermoso lugar y momento para hacer un ligero recuento de nuestro paso por este sagrado recinto de la patria y también para dar las gracias a Dios por habernos permitido llegar a la Escuela y encontrarnos con antiguos soldados y compañeros de nuestras vidas a pesar del paso de los años”.


Posteriormente se dirigieron al Casino de Cadetes y compartieron una copa de vino, además de seguir haciendo remembranza de sus experiencias. 

[Ver en formato amigable para la impresora]
COMPARTIR
esmic
Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
Políticas de privacidad y Condiciones de Uso
DRA © 2017